sábado, 19 de diciembre de 2009

30 AÑOS DE FUERZA GUERRERA


El tiempo no perdona, sigue su curso y nada lo detiene. Cada persona es responsable de sus actos y todo lo que hagas, o dejes de hacer, tiene sus consecuencias en el futuro. Si trabajas arduamente, conseguirás el éxito, el triunfo. Ése es el caso de Fuerza Guerrera, que el próximo 19 de diciembre cumplirá 30 años de carrera profesional. El llamado Mosco de la Merced ha sabido mantenerse vigente en el rudo deporte de la lucha libre; ha logrado el estrellato gracias a los encuentros que ha protagonizado con el Gallo Tapado, Aristóteles, el hijo del Santo, Negro Casas, figuras indiscutibles de la lucha libre.

“Somos pocos los luchadores vigentes que hemos llegado a los 30 años de carrera profesional, y sobre todo los que nos hemos ganado un lugar importante en este deporte. Mi primera lucha ya de paga, fue gracias al señor Gori Medina, en 1967, en la cancha de futbol de San Pedro, en Puebla. Así que llevo un poco más de tres décadas en la lucha, pero como Fuerza Guerrera y, como luchador enmascarado, se han cumplido a penas 30 años”.

¿Cómo es que nació este personaje?

“Nació a partir de que presenté mi examen profesional como luchador, esto fue en la Arena México, con sinodales como Rafael Salamanca, Raúl Reyes, Espectro Sr –Antonio Hernández- y Ringo Mendoza. Y esa vez, con orgullo lo puedo decir, sólo tres pasamos el examen de 100 aspirantes; los que pasamos fuimos el Rayo de Jalisco Jr, Espectro Jr y yo.

Y, como premio de haber pasado el examen, me dieron el permiso de usar una máscara, porque antes no cualquiera podía ser enmascarado. Todo se fue conjugando, la Comisión de Box y Lucha me dio el permiso de ser enmascarado; Leo López, quien originalmente iba a ser Star Wars, se lastimó y me cedió el personaje; Raúl Reyes me integró a la fraternidad del Santo y me apoyó para que fuera Star Wars. Entonces todo se dio por sí solo, todo iba muy bien, hasta que el fiscal de hierro, el señor Barradas, no me permitió llamarme Star Wars.

Por eso pensé en el nombre de Fuerza Guerrera, porque representa en lo que yo creo, que todos somos unos guerreros que luchamos por tener una mejor vida. La fuerza interna del ser humano, te ayuda a luchar por conseguir tus metas. Mi máscara la diseñé a partir del primer diseño que hizo Víctor Martínez, y los colores tienen un significado especial para mí, el rojo es la pasión, el azul la paz, y el negro, es el fin, la muerte”.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor que ha vivido en estos 30 años como Fuerza Guerrera?

“Gracias a Dios, puedo decir que he tenido grandes momentos en estos años. Grandes triunfos como la máscara del Gallo Tapado, de haber defendido con gran éxito máscara ante Octagón, el Hijo del Santo. Pero lo más importante ha sido el cariño y el reconocimiento del público, porque aún siendo rudo, la gente me recibe con cariño en las arenas donde me presento.

Lo malo que me ha tocado vivir, es la prepotencia de algunos promotores que buscan acabar con este personaje. Ésas han sido las malas pasadas que he vivido, pues algunos luchadores mediocres, que de pura suerte llegan a ser programadores, buscan desaparecerte de las carteleras; algunas empresas también. No lo han logrado y no lo harán porque tengo el respaldo de la gente y de la prensa”.


¿Cómo festejará estos 30 años?

“Aún no lo sé, tengo unas fechas todavía, las últimas de este 2009. Tengo planeado sacar un libro sobre mi vida, donde narre como fue mi infancia; el ingreso a la lucha; mis mejores encuentros de máscaras y la época actual. Este libro tendrá fotografías inéditas, antiguas, y unas actuales. El libro ya está escrito, por desgracia la crisis económica nos afectó a todos y no me permitió sacarlo en este aniversario, pero más adelante lo haremos; es un regalo que le quiero hacer a mis fans”.