domingo, 11 de octubre de 2009

BOBBY LEE JR

“DISPUESTO A ENFRENTAR AL HIJO DEL SANTO POR LAS MÁSCARAS”

Heredero del monstruo del 77, Boby Lee Jr está haciendo de nuevo campaña en nuestro país, después de varios años de ausencia. El hijo de Carlos Alvarado quiere hacerse de un lugar en el pancracio nacional y sobre todo, alcanzar el estrellato. Lo interesante de tenerlo de vuelta en México, es que se abre la posibilidad de verlo enfrentar al Hijo del Santo, una rivalidad clásica que podría llegar a las últimas consecuencias.

“Siento que mi carrera va bien, con altibajos, porque no es fácil ser un luchador profesional. La competencia es muy fuerte, pues la lucha libre es un deporte que evoluciona y, uno debe estar mejorando. Sobre todo me estoy presentado en Estados Unidos en compañía de Rey Misterio, pero ya estoy enfocándome más en México porque santo que no es visto, no es venerado.

Mi papá Boby Lee (Carlos Alvarado) hace muchas funciones en su natal Guanajuato con gente de triple A, y es donde me han visto pero, por mi parte quiero buscarle. Quiero hacer mi carrera de forma independiente, sin que me vean como un junior más. Por eso le ando buscando y picando piedra. Por desgracia cuando estuve en triple A, no me aprovecharon, porque el personaje no es de ellos; así que tienes que buscarte un lugar. De hecho ya no quería luchar en México pero, cuando me enfrenté al hijo del Santo se removieron tantas cosas que me gustaría retomar ese pique”.


¿Qué opinas del CMLL? Una empresa donde encajarías a la perfección.

“Te voy a ser bien honesto, esa empresa no me entusiasma. Algunos luchadores dicen que para ser un luchador respetable, tienes que presentarte en la Arena México y, no coincido con eso. Es verdad que los luchadores de esta empresa gozan de mucha popularidad, por el respaldo que tienen de la televisión pero, los verdaderos conocedores a este deporte, saben que los luchadores de respeto y jerarquía, están con los independientes.

Con respecto a Triple A, ellos no me dieron la proyección porque no soy de su invención, y no voy a permitir que quieran mangonearme. El personaje de Boby Lee, que me heredó mi padre, merece respeto, a pesar de que mucha gente no ubique o recuerde a mi padre. Yo soy materia dispuesta, en estos momentos trabajaré con el Grupo Internacional Revolución y, si alguien más, sea la empresa del Perro, Wagnermanía, la que sea, quiere mis servicios, estaré a sus ordenes”.

LA LUCHA DE MÁSCARAS CON EL HIJO DEL SANTO

“No es mi intención colgarme de su fama. El hijo del Santo es un gran luchador, a pesar de ser chaparrito, es un hueso muy duro de roer. Pero tanto él como yo, tenemos cuentas pendientes. Su padre desenmascaró al mío, en el Palacio de los Deportes y, esa afrenta, que es familiar, debo lavarla.

Ambos estamos en la esquina técnica pero, los que me han visto luchar de rudo –como es mi padrino Rey Misterio- consideran que debo cambiar de esquina. Por eso, que la gente no descarte un duelo de máscaras con el hijo del Santo.