lunes, 13 de abril de 2009

¡ELLOS FUERON LOS PRIMEROS!



En la década de los noventa, aparecieron en la escena de la lucha libre mexicana una nueva generación de luchadores minis que llamaron poderosamente la atención del público; hay que recordar que en los ochenta, en el Toreo de Cuatro Caminos ya había luchadores de baja talla.

Entre estos gladiadores destacaron Mascarita Sagrada, Octagoncito y la Parkita, los cuales al abandonar la empresa que los vio nacer, Triple A, surgieron sus nuevas versiones, confundiendo a los aficionados con quién era el original, y cual la copia. Hoy, a más de una década de su aparición, los primeros en portar estos personajes hablan para Guerreros del Ring.

MÁSCARITA SAGRADA

“Aunque haya empresas y algunos comunicadores que quieran borrarnos, o desprestigiarnos no lo lograrán. No ha sido fácil mantenerme en los encordados; he tenido que luchar contra todo para conservar mi personaje. No se me hace justo que en algunas arenas aparezcan Mascaritas Sagradas y digan ser las originales, y sobre todo que quieran adoptar como suyas mis victorias.

La gente que conoce de lucha libre, los verdaderos aficionados, saben que yo fui de los iniciadores de este movimiento al lado del Piratita Morgan, Espectrito, Octagoncito, Aguilita Solitaria. Yo no tengo nada en contra de los que se ponen “Mascarita Sagrada” porque son los menos culpables, ellos acatan órdenes y las aceptan porque tienen que mantener a sus familias. Pero no estoy de acuerdo en que quieran borrar mi trayectoria. Ahora el nuevo Mascarita Sagrada que está en triple A, simplemente le queda muy grande ese nombre”.

OCTAGONCITO

“Me siento muy feliz de seguir luchando como Octagoncito, yo fui el primero; debuté el 25 de noviembre de 1990. Los aficionados de hueso colorado saben quién fue el primero, y quién es el segundo, que es el que está en triple A.

El personaje de Octagoncito, efectivamente le pertenece a triple A, pero cuando Máscarita Sagrada y yo, salimos de esta empresa, demandamos al Lic. Antonio Peña. En Conciliasión y Arbitraje, hay un papel donde Antonio Peña nos permite seguir trabajando con estos nombres.

Por eso yo sigo luchando como Octagoncito. En la actualidad me mantengo como elemento independiente y, la verdad me ha ido muy bien. Lucho mucho en el extranjero, el año pasado viajé dos veces a Londres, y una vez a España, pero a donde voy seguido es a Estados Unidos.

Me ha ido muy bien desde que me separé del original Máscarita Sagrada; con el luché por 17 años de pareja, pero al final tuvimos fricciones. En la actualidad soy campeón mini de la WWA, coronándome en Madrid.

¿Qué opinas del Octagoncito de triple A?

“No lo haré menos, es un buen luchador, pero no supo aprovechar a la pareja que tuvo que fue el segundo Mascarita Sagrada (ahora Mascarita Dorada del Consejo). Lo que la gente no sabe es que él y yo luchamos de parejas por mucho tiempo. Creo que en triple A los luchadores minis están siendo desaprovechados, Mini Abismo Negro, es muy buen luchador. Los minis del CMLL han hecho cosas interesantes pero, aún así les hace falta tener mayor apoyo”.

LA PARKITA

“Le guste o no a triple A, la Parkita original soy yo, el primer luchador mini que le dio vida a este personaje, debutando en 1992. El Lic. Antonio Peña fue el que me dio una nueva vida, porque sin su apoyo yo no estaría aquí, por eso estoy muy agradecido con él. Cuando me dio este personaje, me dijo, “tienes tres meses para levantarlo, si en ese tiempo no lo logras, se lo daré a otro que lo sepa aprovechar”. Pero supe aprovecharlo porque viajé a Japón, Panamá, Estados Unidos.

Hay muchas Parkitas, a parte de la que está en triple A, que no les ha costado nada portar este personaje. Yo he recibido varios reconocimientos, “Palmas de Oro”, de la ANDA, fui patrocinador de Pronósticos Deportivos, en la actualidad estoy trabajando con Carlos Hermosillo en la CONADE, y promocionando mi nuevo disco “La Parkita Duranguense”.

Por eso públicamente reto a todas las parkitas que andan, incluso a la triple A. Yo amo a triple A, ellos son mi familia, pero no es justo que me quieran quitar 16 años de mi vida. Si triple A me quiere demandar, que lo haga; yo sé cómo defenderme porque no soy un tonto, sé cómo defenderme. No le voy a regalar a nadie mi nombre, ni mis logros, y si pierdo la máscara de la Parkita, será en el ring, no en el escritorio. Quiero agradecer a Guerreros por este espacio que me dan, y sobre todo agradecer a Juanita Tinoco porque ella confió en mí y me entrevistó, nadie más lo ha hecho.