lunes, 16 de marzo de 2009

DE PUÑO Y LETRA. TÓXICO


LA LUCHA EXTREMA Y LA LUCHA TRADICIONAL

Yo inicié mi carrera en la lucha extrema, con otro nombre de batalla, y me enfrenté a luchadores como Joe Lider, Crazy boy, Nicho el Millonario, Damián 666, con todos ellos que son los pioneros de este tipo de lucha. Después di el brinco a la lucha tradicional, a la llamada lucha clásica.

La lucha extrema y la clásica son muy diferentes. En la lucha clásica es llaveo contra llaveo, lances, castigos a ras de lona, etc. Y en la lucha extrema se permite golpear con lámparas de neón, alambre de púas, tachuelas, engrapadoras, sillas, mesas, etc. Entonces hay que estar bien preparado para ese tipo de lucha.

Aunque para algunos aficionados, los que practicamos la lucha extrema no somos luchadores y pues, cada quien tendrá su opinión sobre si somos o no. Yo practico los dos tipos de lucha, la tradicional (en el Grupo Internacional Revolución) y la extrema (cuando me presento con DTU). Pero la realidad es que hay gente que le gusta los dos tipos de lucha, o hay aficionados que apoyan a la lucha extrema y no les gusta la tradicional; creo que hay público para todo tipo.

Siempre ha existido por parte de los aficionados un gusto o interés por ver rudeza en el ring. En la época del Santo, del Cavernario Galindo, el público gritaba que quería ver sangre. No creo que por practicar la lucha extrema, uno deje de ser un luchador porque, en el ring a pesar de usar muchos objetos, uno hace lances, llaves también, entonces no veo por qué deberían desmeritar nuestro trabajo.

Otra hecho importante, es que en México no hay tantas empresas de lucha extrema. Sólo conozco la empresa de DTU, antes había una en Monterrey llamada NGX, pero ésta al poco tiempo desapareció. No creo que ése sea el caso de DTU porque, a pesar de que sus eventos son esporádicos, mes con mes, están teniendo mucha aceptación del público, de los medios de comunicación.

Además, no cualquiera practica la lucha extrema porque, en este tipo de lucha no sabes qué tan mal saldrás. Recuerdo hace tiempo, luchando con Crazy Boy para la empresa ENESMA, (que por cierto ya desapareció) Crazy desde la tercera cuerda me aplicó una guillotina con sillas y me noqueó, ya no supe más; cuando abrí los ojos estaba en vestidores y no sabía por qué estaba ahí. Además de esto, pues tengo todos los brazos cortados gracias a Joe Líder; me enfrenté a él por su campeonato de la NGX y los dos nos noqueamos al chocar nuestras cabezas.

Así que espero y la empresa DTU siga creciendo, porque es un buen concepto donde se están impulsando nuevos talentos que, seguramente después los veremos en la lucha tradicional (como es el caso de Crazy Boy) y pues, la gente que nos critica por practicar este tipo de lucha, está en su derecho. Yo manejo las dos luchas, me gusta la clásica porque he aprendido mucho de ésta y la extrema por su efectividad. Creo que si se combinan las dos saldrá algo interesante para la lucha libre.