viernes, 20 de marzo de 2009

DE PUÑO Y LETRA. BLACK TERRY

EL SABERSE RETIRAR A TIEMPO

Lo que a mí me motiva para seguir luchando, es el cariño del público, de los reporteros de lucha libre que me halagan al catalogarme como un maestro de la lucha libre. Sinceramente nunca me la he creído porque, el título de maestro confiere muchas responsabilidades; no es que no me sienta capaz de recibir ese “paquete” pero aún no llego a esa maestría.

Todos los días aprendo algo nuevo y más ahora que estoy preparando a los jóvenes porque ellos están llenos de inquietudes, y uno aprende también de ellos; trato de enseñarles un poco de lo que sé. Por desgracia he visto a muchos compañeros de mi época que, en lugar de prepararse todavía y, mantenerse en óptimas condiciones para subirse al ring, lo único que hacen es dar lástima. No diré nombres, pero sí es triste ver a muchos luchadores que fueron en su época grandes figuras y que hoy, sólo suben a pasear la figura.

Ellos no se ven en un espejo, y ése es el error que tienen, porque ellos son los únicos responsables de su físico, de la imagen que ofrecen a los aficionados. Deben tomar la decisión de si quieren seguir en esto, o de una buena vez retirarse para no seguir dando pena ajena y, manchar o echar por tierra lo que hicieron en la lucha libre.

El luchador debe ser atento y escuchar lo que dicen los aficionados, a los reporteros de lucha libre porque son éstos los que te hacen las críticas que el público en general piensa. El promotor mismo es el que retira al luchador, cuando ve que ya no da buenas luchas y que no desquita lo que se le está pagando, te dejan de contratar, así de fácil. Entonces, el luchador podrá vivir de la fama que tiene pero, si su rendimiento no es óptimo en el ring, por mucha historia que tengas, si ya no convences al público, éstos te retiran con su indiferencia.

Así que espero y varios compañeros reflexionen sobre esto y que sean honestos con ellos mismos, para que se vayan cuando ellos realmente quieran y no, cuando los promotores o el público, así lo decida. Yo veo a un Negro Navarro, Solar, que dan excelentes luchas porque a pesar de su veteranía, se siguen preparando en el gimnasio, no tienen vicios y, en eso está el secreto de ser vigente. Si tú no dejas de entrenar en el gimnasio, podrás luchar muchos años más y enfrentarte a rivales cada vez más jóvenes.

Me ha tocado enfrentar a muchachos muy buenos que, a pesar de ser inexpertos aún, tiene mucha vitalidad y hambre de triunfo. Entonces, debes prepararte bien porque a pesar de que uno tenga muchos conocimientos en la lucha libre, el rendimiento de un joven es su mejor arma. Como dicen…“juventud divino tesoro”.