domingo, 14 de diciembre de 2008

¡29 AÑOS DE FUERZA GUERRERA!

Fuerza Guerrera representa a esas personas de origen humilde que a pesar de la adversidad, y a base del trabajo honrado, logró forjar un mejor futuro para él y su familia. Siempre se ha sentido orgulloso de sus raíces, de ser vecino de la Merced, donde prácticamente creció y tuvo su primer encuentro con el deporte de sus amores, la lucha libre.

Siempre que se habla de Fuerza Guerrera, salen a relucir sus encuentros con Octagón, el Hijo del Santo, Aquiles, su ya histórica lucha de máscaras con el legendario Gallo Tapado; luchador consagrado de los años setenta que, ante la sorpresa de todos, cayó vencido por el Mosco de la Merced.

Lejos de la arena, de sus rivales y la fama, Fuerza Guerrera es un próspero empresario, un padre responsable, esposo cariñoso, un buen amigo, un señor en toda la extensión de la palabra; pues muy contraria a la imagen que presenta en el ring, es una persona tranquila, amable, respetuosa, un guerrero no sólo del cuadrilátero, sino de la vida.

ORÍGENES DEL LUCHADOR

Como todo luchador, el inicio de Fuerza Guerrera no fue con este nombre. Previamente hubo un largo fogueo y, si en diciembre de este año se cumplirán 29 años de Fuerza Guerrera, en realidad la persona que encarna este personaje, lleva más tiempo pisando los cuadriláteros.

“Como Fuerza Guerrera debuté el 19 de diciembre de 1979, en la Arena Naucalpan. Pero mi primera lucha como profesional, fue en 1977 en la cancha de usos múltiples de San Pedro, en Puebla. En esa ocasión, me enfrenté a Rokambole (Villano V) y Leopardo Negro (Villano IV).

En mi debut me fue bastante mal, salí muy golpeado, con el orgullo por los suelos. Yo me sentía muy bien preparado, y me bajaron de mi tabique. Reflexioné mucho si esto era para mí; decidí seguir luchando, probar suerte y con más humildad, respetando a los luchadores de mayor experiencia.

Mi segunda lucha fue en la Arena López Mateos y, la tercera, en la Arena Naucalpan, después luché en la Arena Xochimilco, Apatlaco, y muchas más. Ya le había encontrado el modo y llegué a ser campeón del Estado de México. Cuando ves que, a base de dedicación, y respeto al público, puedes ir escalando peldaños en la lucha libre, ya lo tomas como una profesión, y no como un hobbie. Todo se fue dando poco a poco.

Hoy puedo decir que mi máscara es de las más cotizadas porque no es una máscara de cinco o seis años que puedan tirar a la basura, porque la trayectoria de Fuerza Guerrera es importante. La muestra está en que pasé una etapa en que no tenía la proyección de la televisión, de las revistas, y seguí siendo estrella".

¿Cómo es que se da su primer encuentro con la lucha libre?
(LA ENTREVISTA COMPLETA EN GUERREROS DEL RING)