sábado, 28 de junio de 2008

NO ES SANGRE...ES PINTURA ¡QUÉ ESTUPIDEZ!




El domingo pasado, al finalizar el encuentro de Fuerza Guerrera y Black Terry, escuché un par de comentarios tan estúpidos que me hicieron molestar mucho y encarar a los fulanos que dijeron lo siguiente: “No es sangre, es pintura”.

Al escuchar esto, le dije al “colega” que estaba ahí para tomar fotos de la función…“¿Crees que es pintura? Acércate a la lona (toda cubierta de sangre) y huele….dime a qué huele”.

Después otra persona, de otro medio dijo lo mismo: “Es pintura”. Y de nuevo lo puse en su lugar.

Es evidente que estas personas no saben nada de lucha libre. Es evidente que en el medio llevan muy poco y que, para ellos, la lucha libre sigue siendo el patito feo de los deportes.

Al día siguiente, me comuniqué con Fuerza Guerrera para preguntarle cómo estaba, y para agradecerle que me haya regalado esa máscara. Me dijo que ya estaba bien, que le dolía la nariz (por un sillazo que le dio Terry) y un poco los dientes de enfrente, pues el impacto fue brutal. Que esto por poco lo noquea, pero que logró terminar el encuentro.

Le comenté lo que estas personas decían, de que no era sangre sino pintura, y se molestó mucho. Después me pidió que le tomara fotos a la máscara y que las mostrara a ustedes, los que visitan este blog, para que vean si es sangre o "pinturita".

Con relación a la máscara, tuve que dejarla todo el día en el sol (medio nublado ese día) para que se secara, pues, cuando la metí en la bolsa, escurría de sangre. Al sacarla, el olor era tremendo, como de rastro. ¿Recuerdan el olor que hay en las carnicerías? Sin exagerar, ése es el olor que tenía, y que aún tiene la máscara.
Me siento muy afortunado de tener esta máscara, la número 16 en mi pequeña pero significativa colección. Agradezco nuevamente a Fuerza Guerrera por obsequiármela y, para los que crean que es pintura, pues que tontos están.