domingo, 13 de abril de 2008

MIL MÁSCARAS ¡LA LEYENDA INMORTAL!




En unos meses más, el próximo 16 de julio, Mil Máscaras cumplirá 43 años de carrera profesional. A más de cuatro décadas de arduo trabajo, Don Personalidad no muestra síntomas de fatiga, lo que lo convierte en el gladiador mexicano más longevo en el mundo de la lucha libre. Su fama ha llegado a otros países, en especial a Japón donde es prácticamente venerado. Tanta popularidad no le ha afectado a Mil Máscaras, pues siempre se muestra sencillo y accesible con la prensa y el público.

En esta ocasión, a unos días que celebremos la primera entrega de los premios Guerreros del Ring a lo más destacado del 2007, presentamos una entrevista con Mil Máscaras, a quien esa noche, le brindaremos un pequeño homenaje por su larga y fructífera carrera.

El 16 de julio se cumplen 43 años de Mil Máscaras. ¿A qué se debe que a más de cuatro décadas, siga vigente en la memoria del público y de los medios de comunicación?

“Se debe a que sigo interesado en mi profesión. Los medios de comunicación siguen interesados por mí, ¡que es lo más extraordinario! A cabo de estar en Monterrey filmando una película y, lo más interesante es que estando allá me invitaron a una estación de Radio, y no paró de sonar el teléfono. Después fuimos a la televisora local y hubo como unas 300 llamadas. Televisa Monterrey había anunciado que a las 7 de la mañana estaría Mil Máscaras y la gente comenzó a llamar para hacer preguntas; como el tiempo fue limitado, pues no pude responder todas pero, se ve que hay mucho interés del público por Mil Máscaras”.

Cuando usted inició como Mil Máscaras, y que hizo su debut en la Arena México, ¿Imagino que sería mundialmente famoso?

“Bueno, cuando inicias en una profesión, lo que siempre estás pensando es en cómo llegar a lo más alto, proponerte lo que nadie ha logrado. No es ego, pero soy el único que ha llegado a otros niveles. La razón de esto es porque siempre he sido independiente. He luchado para las 52 compañías que existen en Estados Unidos, en todas las empresas de Europa, Asía y América. ¡Nadie, nadie en la historia de la lucha libre lo ha hecho! Tengo 147 portadas de revistas norteamericanas, ni un luchador norteamericano las tiene. En Japón, ni las he contado, pero es infinidad de revistas, igual los periódicos japoneses me sacan en la primera plana cuando llego; me toman fotos cuando bajo del avión.

Todo esto me hace ver que he logrado el éxito. Dime qué otro luchador mexicano o extranjero ha logrado lo que yo. Sin embargo, todo esto para mí es relativo porque tengo los pies bien puestos en la tierra. Al principio de mi carrera fui criticado, decían que era déspota pero, era una mala campaña la que querían hacerme pero, al final se dieron cuenta de mi calidad y que no era solamente un producto de la publicidad”.

¿Considera usted que Mil Máscaras no está siendo valorado en México?

“No creo. Las empresas de lucha libre tienen a su gente, y la manejan como quieren; en mi caso, cuando me contratan, con mucho gusto acepto. Es la ventaja de ser independiente, que trabajas en todos lados. El valor uno de lo se da, no creo que Mil Máscaras no esté siendo aprovechado en México porque siempre tengo trabajo. Donde me presento la gente asiste porque aún quiere verme luchar, y siempre me brindan aplausos”.

¿Aún no pasa por su mente la idea del retiro?

“No. Yo sigo activo y mientras Dios me preste salud y vida, estaré activo por un buen rato. Ahorita estoy metido en el cine, con la película de “La momia Azteca” y “Héroe: Mil Máscaras”. La película de la Momia Azteca, era para que ya se hubiera estrenado, pero por algunos problemas legales en Estados Unidos aún no se exhibe.

La película de Héroe: Mil Máscaras, es muy diferente a las que he filmado porque es una combinación de Manga japonesa, con la actuación normal. Te repito, estuve tres semanas en Monterrey filmando esta película y espero que en noviembre o diciembre de este año, se estrene en todo el país, Estados Unidos y Japón. Fue dirigida por Héctor Campos, un joven de Monterrey que hizo un magnífico trabajo”.

Ahora que menciona que esta película fue realizada con una nueva técnica, me pregunto lo siguiente: ¿Quién se ha tenido que adaptar a quién? ¿Mil Máscaras a los tiempos modernos, o los tiempos modernos a Mil Máscaras?

“Bueno, en la lucha no he tenido que adaptarme porque la lucha prácticamente no cambia. Porque si tú hablas de la lucha aérea, pues yo sigo volando, sigo haciendo la plancha hacia dentro o fuera del ring. Entonces, la lucha sigue siendo la misma, aunque a los nuevos elementos se les ha olvidado la lucha a ras de lona; ahora aplicas una llave, y la gente te lo agradece porque ya no están acostumbrados a ver este tipo de lucha. Los nuevos elementos se la pasan más hablando por el micrófono, haciendo retos, y esto no se hacía antes.

Hace 40 años, cuando yo luchaba en los Ángeles California, llegabas a la ciudad y te entrevistaban. Te subías al ring y al calor de la batalla se hacían los retos, pero era algo muy espontáneo, que te nacía hacerlo y no sólo hablar por hablar. Y sobre todo sin faltarle al respeto al público, sin decir groserías”.


Ahora hablemos de su más odiado rival, del príncipe maya, Canek. Él está de regreso y ha dicho que la lesión que usted le hizo al lado del Rayo de Jalisco, se la va a cobrar. ¿Qué opina al respecto?


(la respuesta a esta pregunta, así como otras que se le hicieron, están en Guerreros del Ring)